#Portugal – Limitaciones a los permisos de residencia en Portugal

El Gobierno portugués ha propuesto limitar el acceso a los permisos de residencia a inmigrantes con visado de trabajo o que busquen empleo, introduciendo “objetivos cuantitativos” para la inmigración. Esta medida busca equilibrar la apertura a la inmigración con la seguridad y la cualificación, y evitar la explotación por redes ilegales.

Contexto y objetivos

Principales desafíos: Portugal enfrenta problemas con una legislación migratoria ineficaz y la falta de coordinación entre sectores, lo que ha permitido la proliferación de redes de tráfico de seres humanos, problemas de vivienda y fenómenos xenófobos.

Políticas holísticas: El Gobierno propone políticas que involucren al Estado, sector empresarial e instituciones sociales para una inmigración regulada y constructiva para el desarrollo sostenible de Portugal.

Cambios en los permisos de residencia

Nuevas condiciones: Los permisos de residencia se basarán en contratos de trabajo previamente celebrados o visados de búsqueda de trabajo, en lugar del modelo actual que permite la regularización con una promesa de contrato de trabajo.

Apoyo a asociaciones de inmigrantes: Se fomentará y apoyará a las asociaciones de inmigrantes como interlocutores de las entidades públicas para la planificación y evaluación de políticas públicas de integración.
Lucha contra la xenofobia: El Gobierno se compromete a combatir la xenofobia y la exclusión social.

Programas y medidas adicionales

Atracción de inmigrantes cualificados: Se implementará un programa para atraer e integrar inmigración cualificada, promoviendo la enseñanza de la lengua y cultura portuguesas.

Políticas de retorno: El Gobierno se preocupa por la emigración de jóvenes cualificados y propone políticas de apoyo al retorno con incentivos fiscales y subidas salariales.

El objetivo es asegurar que la Agencia de Migración tenga los medios y competencias necesarias para gestionar estos flujos migratorios y retener el talento nacional.